¿Quién se beneficia de tu hombría?

Buscando información sobre un futuro artículo acerca de las batidas militares, encontré este fantástico (y reciente) reportaje sobre Colombia titulado “El drama de los hombres violados en la guerra“, escrito por Tatiana Escárraga y publicado en El Tiempo. A continuación citaré un extracto:

“Creo que era martes como a las seis de la tarde. Yo tenía 46 años. Fue el 2 de febrero del 2006, eso no se me olvidará. En la escuela había como una granjita, y yo les dije que sí, que pasaran y cogieran las mandarinas. Se sentaron un rato y ahí fue cuando me puse nervioso (…).

Yo le dije que me respetara, que como así, que era un docente con esposa y con hijos, el profesor del pueblo. Que merecía respeto. Me asusté y me puse a llorar. Me dijeron ‘nenita, no llore’, y el más grande me empujó. El tipo me bajó los pantalones…

Ver la entrada original 1.287 palabras más

Anuncios