La Grulla Libre

No hay nada más complicado y limitante para la cultura libre y la creatividad que las licencias de copyright. El uso de una simple sección de texto o incluso hasta unos segundos de una película depende de lo que su autor, o mejor dicho de la industria que hay detrás de él, decida qué se puede hacer o cuánto hay que pagar por dejar hacer. Lo escuchamos y muchas veces no entendemos de qué trata y cómo realmente se beneficia el autor, o cómo nos podríamos beneficiar nosotros.

Ver la entrada original 1.535 palabras más

Anuncios